sábado, 22 de enero de 2011

La tribu perdida de Israel

Cuenta el Antiguo Testamento que Jacob, nieto de Abraham y patriarca de Israel, tuvo 12 hijos. De esos hermanos surgirían las 12 tribus de Israel destinadas a un futuro ciertamente no muy halagüeño. Deportaciones, esclavitud, nomadismo y un largo etcétera para un pueblo, el hebreo, que por diversas circunstancias ha sido odiado y humillado no en pocas ocasiones. Pero esa es otra historia. Lo cierto es que los conflictos bélicos protagonizados con asirios y babilonios provocó una diáspora, perdiéndose para siempre diez de las doce tribus. Hubo quienes creyeron encontrar el paradero de los extraviados en los pueblos de la América Prehispánica, véase lingüistas como Onnfroy convencidos del origen semítico de idiomas andinos como el quechua.

Pero la realidad siempre supera a la ficción, de modo que ¿y si una de esas tribus se hubiera hallado en Etiopía?

Los Beta Israel o falashas son una tribu de judíos etíopes que según sus tradiciones más antiguas se consideran a sí mismos como miembros de la mítica tribu de Dan. Incluso investigaciones en los años 70 realizadas tanto por rabinos como por genetistas demostraron su vinculación directa con el antiguo pueblo de Israel. Las repercusiones que tuvo el descubrimiento fueron mayores de lo que podemos pensar. El gobierno de Israel se decidió por integrarlos en la sociedad judía mediante sucesivas operaciones de rescate. La primera fue llamada “Operación Moises”, en clara referencia a la huida de Egipto por parte de los esclavos israelitas.

No obstante, durante la Guerra Fría de los años 70 y 80 nada pronosticaba facilidad en las negociaciones entre un país como Israel, gran bastión norteamericano en Oriente Próximo, con un gobierno procomunista como el de Etiopía. Pero si por algo se ha caracterizado Israel ha sido por poseer uno de los servicios secretos de mayor proyección internacional, el Mossad. Éstos iniciaron las primeras operaciones encubiertas sobre Etiopía. De este modo, los viajes se sucedieron, y los falashas fueron poco a poco llegando a su nuevo destino. Nuevas misiones fueron iniciadas. De todas ellas fue la “Operación Salomón” la que más rios de tinta provocó. No es de extrañar, los israelitas consiguieron transportar a más de 35.000 falashas en apenas 36 horas usando una línea aérea comercial con aviones que carecían de asientos o comodidades.

Pero estas empresas, aparte de sus dimensiones políticas, que fueron muy importantes, tuvieron una dimensión humana sencillamente brutal. Miles de etíopes cristianos, hastiados por la pobreza, el analfabetismo y la más rotunda ignorancia del resto del mundo, tomaron la decisión de la apostasía, renunciar a la cruz por la menorá. La religión no importaba, solo obtener un futuro mejor. Israel tuvo que realizar por ello una fuerte criba entre aquellos quienes eran “dignos” de ser miembros del pueblo "elegido por Yahve" y los conversos menospreciados... como si fuera más fácil ignorar el pasado.

Aun así, la “caridad” siempre tiene un límite. Tras “Salomón” se puso el punto y final al rescate etíope. Hoy son más de 20.000 personas que siguen esperando. Por ello, en los campamentos de refugiados falashas encontramos aun a miles de cristianos apostatas y judíos que unidos oran cada día para que sus hermanos vuelvan a por ellos para cumplir el compromiso dado. Para obtener unos el pase hacia la “Tierra Prometida”, y otros algo de esperanza en sus vidas.

2 comentarios:

  1. No fue Abraham quien tuvo 12 hijos, hay un error muy grande en la informaciòn que estàs proporcionando. Abraham fue padre de Ismael y la madre de èste fue Agar, esclava egipcia. Luego, Abraham tuvo a Isaac con su legìtima esposa Sara. Isaac se casò con Rebeca y tuvieron a los gemelos Esaù y Jacob, a quien llavè posteriormente le cambiò el nombre: Israel que quiere decir Fuerza de Dios. Jacob o Israel tomo por esposa primero con Lìa, luego a Raquel; tambièn tomo como mujeres a tanto a la esclava de Lìa como a la esclava de Raquel. Es decir, con 4 mujeres tuvo a 12 hijos, de ahì salieron las doce tribus. Jesùs pertenecìa a la tribu de Judà. Judà fue un hijo que tuvo con una de las esclavas. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Cierto, muchas gracias por la aclaracion, un saludo!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.